Un padre envía un mensaje a los amigos de su hijo discapacitado tras no haber sido invitado a ningún cumpleaños

Un padre envía un mensaje a los amigos de su hijo discapacitado tras no haber sido invitado a ningún cumpleaños

Un padre envía un mensaje a los amigos de su hijo discapacitado tras no haber sido invitado a ningún cumpleaños

Cuando tienes un hijo discapacitado, quieres asegurarte de que se sienta incluido en todo momento. Pero cuando tu hijo no ha sido invitado a ni una sola fiesta de cumpleaños, puede que sea demasiado joven para que realmente le duela, pero como padre, es realmente difícil de aceptar. Hoy vas a conocer a Reilly Stephenson.
Él es un niño de 6 años con autismo y también es no verbal. Su padre, Shane, está desconsolado por las luchas y los juicios a los que su hijo se tuvo que enfrentar, pero lo que lo más le dolió fue el hecho de que sus “amigos” no invitaran a Reilly a ninguna de las fiestas de sus hijos.

Así como cualquier padre cariñoso haría, Shane decidió tomar el asunto con sus propias manos y hablar por su hijo. Envió un mensaje de texto a su grupo de amigos y les recordó lo doloroso que es no estar incluido en ninguna de las fiestas de cumpleaños de sus hijos.
Su esposa twitteó su mensaje para que el resto del mundo lo viera. El mensaje decía: “Mi hijo Reilly tiene autismo, no lepra …”

Continuó, escribiendo: “Él tiene 6 años y mis supuestos amigos que tienen hijos también montan fiestas para niños. NINGUNO le ha invitado, ninguno”.
Eso es realmente desgarrador. Su esposa compartió la imagen en Twitter, escribiendo “El mensaje de mi marido a sus compañeros me rompe el corazón”.

La madre de Reilly, Christine, en realidad tiene su propio blog llamado “La vida de Reilly“, donde ambos padres escriben sobre las dificultades de su hijo en un esfuerzo por hacer que las familias de niños con autismo comprendan que no están solos.

Shane esperaba que sus amigos hicieran un esfuerzo para ayudar a su hijo a sentirse más incluido y menos diferente a los demás. Si los padres de Reilly pensaban que su hijo no estaría a gusto en la fiesta, la rechazarían. Pero es la intención lo que cuenta.
En su mensaje, Shane también hizo hincapié en que sus amigos supieran que no deberían comenzar a invitar a Reilly porque se sienten mal. Él escribió: “Solo para que conste, en el futuro no os molestéis en invitarle… ya no vale de nada”.

Es triste ver cómo se comporta la gente con este tema, ya no solo son los niños los que discriminan a los discapacitados, sino los propios adultos. Es algo que debería cambiar si queremos que nuestros hijos vivan en un mundo mejor.
¿Qué te ha parecido este triste mensaje? ¡Publica tus impresiones en la sección de comentarios!
¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!