Son los trillizos más raros del mundo: Mira cómo se ven hoy tras una cirugía histórica

Amy y Mike Howard ya había recibido el shock de su vida cuando les dijeron que esperaban trillizos.

La pareja había concebido a los trillizos de forma natural, sin someterse a ningún tratamiento de fertilidad, lo que es bastante inusual.

Pero cuando sus tres hijos, Hunter, Jackson y Kayden llegaron por fin al mundo, resultaron ser unos hermanos bastante peculiares.

De hecho, su apariencia los ha convertido en ¡1 entre 500 millones!


Los tres pequeños habían llegado al mundo con el mismo raro defecto de nacimiento.

Los médicos notaron que Hunter y Jackson, que son gemelos idénticos, tenían cráneos que sobresalían más de lo normal en la parte delantera de sus cabezas, creando el efecto de frentes puntiagudas que daban a sus cabezas forma triangular.


A esto se le conoce como craneosinostosis. Es una afección poco habitual que hace que los huesos del cráneo de un bebé se fusionen demasiado pronto. La craneosinotosis solo ocurre en 1 de cada 2.500 nacimientos, por lo que el hecho de que estos tres trillizos tengan esta afección es extremadamente inusual.

“Calculamos que la probabilidad es de tal vez 1 entre 500 trillones el ver un grupo de trillizos como estos “, dijo el neurocirujano Dr. David Chester a Inside Edition.


El Dr. Chester explica que la afección tiene graves consecuencias si no se trata.

“El cráneo está hecho de placas, no es un solo hueso. Si las costuras se unen demasiado pronto, el cerebro puede estar bajo presión”, explica.

Y agrega: “No amenaza su vida ahora, pero puede tener consecuencias en el futuro si no se trata”.


Cuando los trillizos tenían solo 11 semanas, cuando fueron sometidos a una cirugía de corrección.

Mike y Amy esperaron con angustia durante los dos días que duró que hiciesen las operaciones a los tres niños.

“Estaba muy asustado”, dice Mike. “Cada vez que tienes que llevar a un bebé a cirugía es un poco locura”.

Recuperación

Durante tres cirugías separadas, los cirujanos cortaron una tira de hueso para quitar la costura fusionada en el cráneo de cada bebé.

Una vez más, los hermanos hicieron historia, ya que era la primera vez que se sometía a trillizos a esta operación.

Afortunadamente, estos trillizos son unos luchadores y estaban en casa solo dos días después de las operaciones.


Los trillizos han sido equipados con cascos ortopédicos hechos a medida para ayudar a dar a sus cráneos la forma normal.

“Llevó un poco de tiempo ajustarlos, pero no me dan problemas para quitárselos o volver a ponerlos”, explica Amy.

Estoy muy contenta de saber que estas cirugías han ido bien y que estos adorables trillizos se están recuperando bien.