Mónica y Caleb, la madre de 36 años y su hijo de 19 años que mantienen relaciones sexuales…

Cuando hablamos de la relación madre-hijo siempre imaginamos cariño, amor maternal, pero nunca se nos ocurriría pensar en nada más. Sin embargo, parece que hay casos en los que el parentesco no impide nada.

Una madre y su hijo en Clovis, Nuevo México, se enfrentan a cargos de incesto después de afirmar que están locamente enamorados y mantienen una relación.

Mónica y Caleb, la madre de 36 años y su hijo de 19 que mantienen relaciones sexuales

Mónica Mares y su hijo, Caleb Peterson, se enfrentan hasta a 18 meses de prisión si son declarados culpables de incesto. La pareja se hizo pública para crear conciencia sobre la atracción sexual genética. Se trata de un tipo de atracción entre parientes cercanos que se conocen como adultos, lo que les ha ocurrido a Mónica y Caleb.

“Es el  amor de mi vida y no quiero perderlo”. Nada se va a interponer entre nosotros: ni los tribunales, ni la cárcel, ni nada. Cuando salga de la cárcel, me mudaré a un estado en el que nos permitan estar juntos.”

Mónica y Caleb, la madre de 36 años y su hijo de 19 que mantienen relaciones sexuales

Aunque el incesto es ilegal en todo el país, las leyes son diferentes en cada estado. Ambos viven en Clovis, y comenzaron su relación a finales de 2015.

Mares tenía 16 años cuando dio a luz a Peterson y lo entregó en adopción. Pero 18 años después se volvieron a encontrar. Se pusieron en contacto a través de Facebook y ella fue a recogerlo a casa de su padre adoptivo. Pronto, empezaron a desarrollar sentimientos románticos el uno por el otro, y enseguida mantuvieron relaciones sexuales.

Mónica y Caleb, la madre de 36 años y su hijo de 19 que mantienen relaciones sexuales

Mares dice que la relación fue distinta desde el principio porque no había criado a Caleb. “Sentí que había conocido a alguien nuevo en mi vida y me enamoré de él”, dice. Le dije: “Lo siento, no sé como vas a reaccionar a esto. Soy tu madre y tú mi hijo, pero me estoy enamorando de ti.”

Caleb admitió sus sentimientos hacia ella y comenzaron a hablar sobre una posible relación. Finalmente, ambos decidieron estar juntos.

Mares dice que comprende los riesgos que implica salir con su hijo, pero que valen la pena. Incluso los hijos de la mujer lo aceptan.

Mónica y Caleb, la madre de 36 años y su hijo de 19 que mantienen relaciones sexuales

Un vecino que se enteró de su historia los denunció a la policía, y tras admitir haber mantenido relaciones sexuales, fueron detenidos.

Si me encierran por amor, que me encierren. No podrán separarnos. Duele estar lejos de él. Ojalá pudiera verlo, pudiera hablar con él, pero no puedo arriesgarme.”