La triste realidad de la mujer más operada del mundo. La belleza tiene un alto coste

Con los avances de la ciencia se observan pasos agigantados en el mundo de las cirugías plásticas utilizadas en su mayoría por mujeres que buscan perfección.

Kristyna Martelli una joven de 23 años de edad que tiene el record de contar con más de 100 operaciones estéticas en su cuerpo, con el fin de poder obtener las medidas que siempre ha soñado y sin dejar a un lado la fortuna que ha invertido para lograrlo. Sin embargo todo exceso trae sus consecuencias y ella no es la excepción.

Precio que paga la mujer con más operaciones en el mundo

La muñeca humana se realizó su primera operación a sus 17 años de edad y desde ese momento nada la podía detener, con tal de lograr el objetivo que se había trazado. Sin importar la cantidad de operaciones que se realizara siempre hacía falta más. Después de cinco años seguía realizando modificaciones en su cuerpo, pero nada era suficiente.


A pesar de las críticas que recibía de las personas ella no se detenía, debido a que encontraba un apoyo incondicional con sus más de 600 mil suscriptores en Instagram. Pero lamentablemente hace solamente unas semanas atrás, precisamente el 18 de abril Kristyna falleció al no resistir su operación número 101. Los familiares no han confirmado su muerte pero los rumores no han dejado de surgir.


Pero sin importar los comentarios negativos al resaltar que tenía una gran adicción por las cirugías, una gran cantidad de personas la recuerdan como la mujer decisiva y con independencia. “Nunca permitiré que los comentarios negativos de las personas afecten mi vida. Muchos dicen que tengo un gran problema mental, pero soy una persona feliz”, dijo en una entrevista en televisión.

En su cuenta de Instragram Kristyna publicó que ella realizaba cada operación con el fin de llevar su cuerpo a otro nivel y que estaba dispuesta a hacerse cargo de las consecuencias.

Se encontraba segura de que estaba haciendo lo correcto, ya que deseaba tener un cuerpo perfecto. Sin duda alguna las operaciones estéticas llegan a convertirse en una adicción de la cual, como le pasó a esta joven que falleció a causa de un paro cardiaco al no resistir en el quirófano.