La Casa Blanca está infectada de cucarachas y hormigas…

Con la presencia de Melania Trump, la Casa Blanca se ha convertido en un lugar cada vez más lúgubre, como ha quedado patente en las imágenes de la decoración dudosamente navideña supervisadas personalmente por la primera dama. Pero lo que resulta tal vez más tétrico aun que esto es la plaga de insectos que al parecer ha invadido el 1600 de Pennsylvania Avenue.

Según informaciones de NBC Washington, ratones, cucarachas y hormigas campan a sus anchas por la Casa Blanca, como demuestran los cientos de pedidos de trabajo emitidos por la administración para poner fin a las plagas, entre otros trabajos de reparaciones básicas.

Según estos registros, los ratones se han apoderado de la Sala de crisis y la cocina del comedor de la Marina, lo que podría explicar por qué el presidente de EUA decidió irse a comer una hamburguesa al McDonald’s en lugar de comer en la Casa Blanca. Según los informes, hay al menos cuatro plagas de cucarachas en la residencia presidencial y se ha solicitado también la eliminación de una colonia de hormigas que se ha instalado en la oficina del jefe de gabinete.

El equipo de mantenimiento instaló trampas para ratones en los exteriores de la oficina del vicepresidente, Mike Pence, y en el sótano del ala oeste, según explica el New York Daily News, y al parecer la solución ha funcionado. Una solicitud posterior, dirigida al equipo de paisajistas de la Casa Blanca, pedía que “se comprobaran todas las trampas del ala oeste… porque huelen a algo raro o a ratón muerto”.

Pero los problemas no acaban ahí. Alguien también ha solicitado un nuevo juego de cortinas para la oficina de Melania, en el ala este, con el que se espera conseguir “un efecto que haga que el techo de la estancia parezca más alto”. También se ha pedido una nueva tapa de váter para el baño del Despacho Oval. No se especifique quién habrá roto la otra, pero todos sabemos quién usa ese despacho…

Al final resultará que Trump tenía razón cuando el verano pasado afirmó que la Casa Blanca era “un vertedero”. Aunque también cabe la posibilidad de que las plagas sean parte del plan decorativo navideño de Melania.