Esta instagramer documenta cómo está superando la anorexia y ahora es un referente…

Hoy os traemos una de esas historias que nos animan a despertarnos con una sonrisa en la cara; que nos empuja a ser más fuertes en nuestro día a día. se trata de una joven cuya vida llegó a correr peligro debido a la brutal anorexia que sufría y que, gracias a las redes sociales, consiguió superarla. Ahora ayuda a otras jóvenes a intentarlo y pretende ser un ejemplo a seguir.

Connie Inglis, de 23 años y natural de Leeds, Inglaterra, tuvo que ser ingresada en un hospital de trastornos alimenticios cuando su peso llegó a ser el mismo de una niña de cinco años.

Sufría anorexia desde que tenía 10 años y ya había sido hospitalizada en tres ocasiones en tan solo nueve años.

“Por aquel entonces, no me importaba vivir o morir. La verdad es que no me importaba. Solo quería perder peso”. 

“Llegué a un punto en el que estar ingresada en un hospital no era suficiente. Solo iba a parar cuando mi corazón se detuviera”. 

“Esto es lo único que habría satisfecho a mi anorexia: que yo hubiese muerto”.

Ahora y tras haber superado su gravísimo problema, quiere ayudar a otras chicas que estén en la misma situación: “no importa lo duro que sea, siempre puedes estar mejor”.

Para ayudar, se ha creado una cuenta de Instagram donde ha seguido casi todo su proceso. En ella, podemos encontrar fotos suyas de cuando tenía el problema comparadas con cómo está en la actualidad.

La diferencia es abrumadora y tenemos que decir que no podría tener mejor aspecto. No se avergüenza de enseñar su cuerpo y podemos ver como rezuma salud.

Su perfil de Instagram ya acumula más de 90.000 seguidores y no para de crecer. Ella cree que esta es una buena vía para inspirar a otras personas que se encuentren en situaciones similares.

“Me encanta ayudar a las personas y creo que es muy importante, sobre todo para las personas que se están recuperando, darse cuenta de que no están solas en este asunto”. 

“Creo que la gente me sigue porque, en realidad, intento ser sincera con todo este asunto. No me limito solo a enseñar lo bueno de la recuperación. También enseño la parte negativa y no me corto explicando lo duro que resulta todo esto”.