El guardián más tierno y responsable que hayas visto en tu vida ¡Ni se te ocurra acercarte!

Este adorable cachorrito monta guardia junto a su bebé amiguito, lo observa, le da vuelta, se tambalea ante el sueño que a él mismo le ataca, y finalmente, ante la imposibilidad de permanecer en sus cuatro patitas, se asegura de que no le pasará nada al bebé guardándolo con su propio cuerpo.

Reclina suavemente su cabecita sobre el cuello de su preciado deber y cierra los ojitos. Tal ternura no podrá pasar desapercibida para ti ni para quien quiera que note tan adorable pareja.

No hay palabras que lo describan, sencillamente basta con observar y disfrutar del bello espectáculo.

Es inmemorial la asociación hombre-perro, y se  ha hecho tan profunda que es posible que hasta haya dejado una honda huella genética en el animal, que desde pequeñitos asumen el papel de guardianes que les ha sido asignado.