El beso blanco, la nueva práctica sexual de moda que podría ser muy perjudicial para la salud…

Los juegos sexuales estimulan la pasión en la pareja y pueden llegar a ser muy placenteros. Sin embargo, es importante que conozcamos bien lo que vamos a hacer y con quién, ya que algunas prácticas sexuales pueden llegar a poner en peligro tu salud.

El beso blanco es una de ellas. Por eso, tienes que saber en qué consiste y los peligros que conlleva antes de decidir si quieres ponerla en práctica.

El beso blanco, la práctica sexual que puede poner en peligro tu salud:

¿Qué es el beso blanco?

El beso blanco es una práctica sexual que consiste en practicarle sexo oral a un hombre, y en cuanto haya eyaculado, guardar el semen en la boca, y pasárselo a la persona que acaba de eyacular o a otra, en caso de que estés practicando sexo con varias parejas.

Está considerado dentro de las prácticas sexuales de riesgo, precisamente por el contacto de este fluido corporal con la mucosa bucal, lo que podría contagiar infecciones de transmisión sexual (ETS).

Esta práctica es muy recurrente en la pornografía, por lo que se ha convertido en la fantasía sexual de muchas personas, haciendo que este riesgo aumente.

¿Qué peligros conlleva esta práctica?

Existe el mito de que el sexo oral es una práctica más segura que la penetración. Sin embargo, no es así. Aunque no exista riesgo de embarazo, sigue existiendo el riesgo de contraer determinadas enfermedades de transmisión sexual, ya que hay un intercambio de fluidos corporales sin ninguna barrera de protección.

El contagio se produce a través de pequeños cortes que pueden existir en la cavidad bucal o en las encías.

Con esta práctica en concreto el riesgo aumenta, ya que no solo corre peligro la mujer que realiza la felación y recibe el semen en su boca, sino que además, una práctica continuada puede hacer que el hombre que lo recibe también esté en riesgo.

Algunas de las enfermedades que se pueden trasmitir con el beso blanco son:

  • SIDA
  • Sífilis
  • Virus del papiloma humano
  • Herpes
  • Clamidia
  • Cándida
  • Hongos
  • Gonorrea

¿Cómo hacerlo de forma segura?

No exista una forma de llevar a cabo esta práctica de forma segura, además de conocer a tu pareja sexual y saber que está perfectamente sana.

Si sois una pareja estable y tenéis la certeza de no tener ninguna enfermedad de transmisión sexual, podéis practicar libremente ésta y cualquier otra práctica sexual sin protección, sin peligro de contagio.