Dile adiós al cáncer, diabetes y a la obesidad con esta maravillosa fruta

Los limones son conocidos por una serie de beneficios para la salud, que van desde proporcionar al cuerpo vitamina C para impulsar el sistema inmunológico, a la normalización de los niveles de colesterol. Tal vez ningún otro cítrico es tan beneficioso para nuestros cuerpos. Ya sea que consumas el jugo o la cáscara, debes saber que le haces un favor a tu cuerpo.

¿Pero sabías que incluso las enfermedades terribles como el cáncer y la obesidad pueden ser prevenidas por los limones? Las cáscaras del limón están llenas de antioxidantes tales como limonoides que destruyen y quitan los desechos tóxicos del cuerpo. Esto incluye la destrucción de células cancerosas de 12 tipos diferentes, como los cánceres de colon, mama, próstata, pulmones y páncreas. Con eso en mente, la bondad natural del limón parece una alternativa mejor que la quimioterapia.

¡Los limones mejoran el cuerpo y también lo limpian!

¿Necesitas pruebas? La Dra. Marlyn Glenville, nutricionista y experta en salud de la mujer, explica los beneficios de las cáscaras de las frutas.

Según Glenville, la mayoría de los antioxidantes presentes en la fruta se incluyen en la cáscara o la médula, y no necesariamente en la pulpa. Un batido es mucho mejor que un jugo, ya que se puede consumir toda la fruta, incluyendo la cáscara, y no se tira un solo nutriente de la fruta.

Sin embargo, ¿sabías que el poder del limón puede amplificarse cuando están congelados?

Los limones son conocidos por ser amargos y difíciles de consumir, pero cuando se congelan y luego se agregan a los alimentos y bebidas, la amargura se disipa. Además, si congelas tus los limones, podrás almacenarlos por más tiempo ¡por lo que no se desperdician ni un poquito!

Los limones congelados te dan los mismos beneficios ¡y algo más!

.

Para congelar los limones, primero lávalos. Sugerimos usar vinagre orgánico de sidra de manzana o bicarbonato de sodio para eliminar los pesticidas. A continuación, sécalos y déjalos en el congelador durante la noche. También puedes cortar los limones y colocarlos en bandejas de cubitos de hielo para porciones más pequeñas.

Una vez congelados, notarás que son más fáciles y limpios de trabajar. Añádelos a sopas, zumos, guisos y marinadas para darle a tu comida un toque de limón con una tonelada de beneficios para la salud.