Dan por muerto a un preso y “resucita” justo antes de la autopsia

Los milagros existen, o al menos así lo hacen saber los familiares de Gabriel Montoya Ramírez. Este interno de una prisión española de Asturias ‘revivió’ en el Instituto Anatómico Forense, donde estaban a punto de practicarle la autopsia. El recluso, según informa La Voz de Asturias, había sido trasladado a la sala cubierto por una bolsa y a la hora de realizarle dicha autopsia se detectó que mantenía sus constantes vitales.

El medio regional apunta a que el protagonista se encontraba indispuesto el día antes de los hechos y que, tras avisar a los servicios médicos del centro, fue encontrado inconsciente sentado en una silla. El juzgado de guardia fue avisado de la supuesta defunción y autorizó el levantamiento del cadáver y su traslado al instituto de medicina legal para que se le practicara la autopsia.

centro_penitenciario_de_asturias

Fue allí cuando los funcionarios del depósito se percataron de que el preso parecía roncar e incluso moverse, por lo que inmediatamente dieron aviso a los servicios sanitarios, que lo trasladaron al Hospital Universitario Central de Asturias.

Actualmente Montoya Ramírez se recupera de lo que podría ser un episodio de catalepsia en el centro hospitalario, donde está en observación bajo custodia de agentes de la Guardia Civil.