Colocó sus genitales dentro de una pesa y tuvieron que emplear sierra y moladora.

Un gimnasta alemán tuvo que ser trasladado urgentemente al centro médico tras a ver metido su pene en una pesa y este le quedó atascada en ella creándole un dolor insoportable y destrozándole sus genitales. Sus imágenes se filtraron y recorrieron las redes sociales de punta a punta.

El joven llegó al centro de salud de la localidad de Worms, donde los médicos tuvieron que llamar a los bomberos, quienes utilizaron una sierra durante tres horas para liberar sus genitales. La pesa, de 2.5 kilogramos, quedó  totalmente destruida.

Desgraciadamente, tras el curioso e insólito incidente, el hospital tuvo que iniciar una investigación para determinar quien filtró las imágenes, que rápidamente dieron la vuelta al mundo. Aún no se pudo determinar ¿con qué fin? el hombre habría metido allí sus genitales.

mj