5 cosas que les hacen a los violadores en la cárcel.

La violación es uno de los delitos que más daño hacen a la víctima y, por tanto, los violadores pasan una larga temporada tras las rejas. Dentro de las cárceles existe una ley que los internos hacen respetar, esta indica que las mujeres y los niños no deberían sufrir por algún acto delictivo, es por eso que hay cosas que les hacen a los violadores cuando pisan una cárcel que terminan por hacerles pagar por delito.

Algunos incluso llegan a suicidarse antes de llegar a su celda ya que saben el tormento que les espera y prefieren evitarlo, aunque esto signifique perder la vida. Los hombres que sobrevivieron a las torturas terminan completamente arrepentidos del repudiable delito hecho y juran nunca más volver a cometerlo ya que, en caso vuelvan a la cárcel, el castigo es mucho peor.

Estas son las cosas que les hacen a los violadores dentro de las cárceles:

También son violados

Al mismo estilo del “ojo por ojo y diente por diente”, una de las primeras torturas que sufren los condenados por violación en sus celdas es la visita de las pandillas que gobiernan en las cárceles, uno a uno los miembros de estas ‘sociedades’ someten al condenado y hacen que pase lo mismo que pasó su víctima hasta que termine desmayado.

Utilizan todo lo que esté a su alcance

El sometimiento de los condenados por violación no se produce sólo con los genitales de otros internos, sino que también emplean objetos que estén a su alcance y produzcan dolor. Palos de escoba y resortes de las camas son los objetos más utilizados.

Le queman sus partes

Si luego de la ‘bienvenida’ dada al violador, este todavía no entiende quién manda dentro de la cárcel, lo siguiente que hacen es quemar sus partes utilizando cerillos y cigarros. El dolor que sufren es increíblemente alto y no hay nadie que los rescate.

Cortan su miembro

Cuando la violación se produce con niños de corta edad, no se tiene ningún tipo de piedad. Sin remordimiento, cortan el miembro del violador y dejan que se desangre, si los guardias no lo llevan a la enfermería, lo más probable es que termine muerto.

Comen alimentos mezclados con semen

Con frecuencia, los criminales de la cárcel echan fluido seminal en la comida del condenado por violación. Aunque esto no les causa un dolor físico, provoca que deje de comer, se debilite y sea más sencillo el someterlo.