10 poderosas razones por las que las mujeres deberían masturbarse a diario

La masturbación masculina es algo que está más que aceptado. Sin embargo, en el caso de las mujeres, la cosa cambia. En nuestra sociedad sigue habiendo cantidad de tabúes sobre la masturbación femenina.

La National Survey of Sexual Health and Behavior de la Universidad de Indiana, en un estudio realizado en 2009, descubrió que las mujeres que más se masturban son las que se encuentran entre los 25 y los 29 años. Pero solo un 5% de ellas reconocer hacerlo 4 o más veces por semana, en comparación al 20% de los hombres.

¿Es porque realmente no lo hacen o por qué no se atreven a contarlo? Y si no lo hacen, ¿a qué se debe? Aquí te dejamos algunos de los motivos por los motivos que te animarán a ello.

10 Motivos por los que las mujeres deberían masturbarse a diario

No tiene riesgo alguno


Es el tipo de sexo más seguro. No tiene efectos secundarios, ni embarazados no deseados ni ETS, y además te hace pasar un buen rato. Puedes dejarte llevar y disfrutar al máximo de la experiencia sabiendo que no tienes por qué preocuparte.

Libera tensión sexual


Es una forma de satisfacer tu libido, ya sea porque no tienes tanto sexo como te gustaría o porque te apetece. Practicándolo habitualmente, descubrirás algunas fantasías sexuales que desconocías. El autodescubrimiento estimula la imaginación y ayuda al componente mental de la salud sexual.

Ayuda a aliviar los dolores menstruales


Las masturbación libera ciertas hormonas que ayudan a aliviar los calambres menstruales, además de relajar los músculos. Así que si sufres periodos dolorosos, éste puede ser un buen remedio. Pero no solo dolores menstruales, también ayuda a reducir los dolores de cabeza y los de la artritis reumatoide.

Mantenimiento del suelo pélvico


La masturbación ayuda a fortalecer el suelo pélvico porque éste tiene que trabajar duro para alcanzarlo. El útero lo levanta, aumentando la tensión muscular pélvica, por lo que con las repeticiones se fortalece. El efecto es parecido al de los ejercicios de Kegel. Y además, ayuda a mantener las funciones orgásmicas del cuerpo.

Alivia el estrés

Sin duda, la masturbación es una de las mejores formas de aliviar el estrés. Libera endorfinas, dopamina y oxitocina que te ayudarán a reducir la tensión, ser más positiva y sentirte relajada.

Mejora de la vida sexual


Si conoces tu cuerpo y sabes lo que te gusta, es más fácil que disfrutes plenamente de tu sexualidad. Y además, la excitación es algo mental, que empieza en el cerebro, así que cuanto más sexo tengas, más vas a querer.

Te ayuda a sentirte a gusto contigo misma


Para querernos tal y como somos, y aceptar nuestro cuerpo, es muy importante que lo conozcamos. Apreciar tu anatomía y aprender a darte placer, es clave para poder disfrutar plenamente del sexo.

Aumenta la libido


Como bien hemos dicho antes, cuanto más sexo tienes, más te apetece. Por lo que para mantener el interés sexual, hay que practicarlo habitualmente. Además, al masturbarte te sientes más a gusto con tu cuerpo y tu sexualidad, y por lo tanto estás más abierta a él.

Ayuda a conciliar el sueño

Los orgasmos alivian la tensión física y emocional, y nos hacen sentirnos cansadas; por lo que es normal que te entre sueño. Tu cuerpo está relajado y satisfecho, por lo que te costará menos conciliar el sueño.

Orgasmos múltiples

Todo tiene que ver con lo mismo. Si entiendes tu cuerpo y sabes cómo funciona, te resulta más fácil dejarte llevar y disfrutar del sexo. Además, como bien sabes, cuando las mujeres alcanzan el clímax, no tienen por qué haber terminado su encuentro. Así que tú pones los límites.